15 abr. 2011

Arzobispo Donoso Revela Caso De Cura Pederasta Andacollino (Blog Diario El Día de Gonzalo Tapia)


(Más vale tarde que nunca…. Sacerdote fue sancionado hace 5 años por el Vaticano.)

Escrito por Gonzalo Tapia

Otro Blog Mas de Diario el Día


Este tipo de delitos cometidos por sacerdotes y monjas es cuento viejo, sin embargo hoy están adquiriendo mayor connotación porque las personas afectadas perdieron el miedo y están denunciando los ilícitos protagonizados por miembros de la Iglesia Católica, institución que sanciona todo aquello que ahí se considera reñido con la ética y moral del ser humano, organismo que en los últimos tiempos se ha opuesto tenazmente al divorcio, al uso del condón y a la homosexualidad, convirtiéndose en un tribunal inapelable que en un momento excomulgó a quienes cometieron adulterio y desobedecieron órdenes dadas desde las altas esferas eclesiásticas. “¡Esa película está prohibida por la Iglesia!” Y no pudimos ir al cine donde proyectaban aquella cinta con escenas que mostraban relaciones sexuales o salían mujeres desnudas, menos los católicos podían ver alguna que refiriera al demonio. Cuánta guerra le hicieron al “Exorcista” ¿Usted la vio? Entonces está excomulgado.

Yo creo en Dios, a El entrego mi fe y mi esperanza de vida, creo en la Virgen, por ende en Cristo y soy devoto de un ser humano llamado Alberto Hurtado, de ahí que también creo en los santos, en otras palabras soy católico, pero muy de tarde en tarde voy a misa, dejé de confesarme hace muchísimos años y opino que aquellos que han trizado la imagen de nuestra iglesia chilena son los menos, pero son curas y monjas que entre las sombras lo han hecho y no porque no soportaron su condición de ser célibes, sino porque son en el sentido amplio de la palabra desviados sexuales y degenerados, que para atraer a sus víctimas utilizan el poder de convicción e incluso el nombre de Dios, como lo denunció en TVN la ex alumna de Las Ursulinas abusada por la mal llamada Sor Paula.

La Serena tiene el “privilegio” de haber sido el lugar donde por primera vez se usó la llave maestra que abrió la puerta del closet eclesiástico, cuando seguramente Karadima recién estaba dando los primeros pasos como abusador de menores.

Hace casi veinte años el sacerdote Manuel Hervia sorprendió al ex Arzobispo serenense Francisco José Cox en actitudes sexuales con un joven seminarista, lo denunció a la Conferencia Episcopal y Cox, recién pasada una década, lean bien, fue enviado a un claustro en Alemania, sin juicio ni sanción mayor; hoy Hervia pasa de acusador al rol de acusado, fue denunciado de abusar con niñas internas en el Hogar San Francisco de Regis ubicado en Santiago, personaje que estaría siendo blindando por la Madre Superiora del Purísimo Corazón de María Paulina Celedón, bajo cuyo alero se encuentra el internado de las menores; Hervia dice ser inocente y que todo obedece a una venganza por haber denunciado a su ex Monseñor.

Pero en La Serena, estimados lectores, teníamos más. Tremenda sorpresa.

Hasta el domingo pasado, casi nadie tenía idea que un religioso llamado Nibaldo Escalante Trigo había sido castigado por el Vaticano por pederasta. Se supo a través de un medio escrito de circulación regional que entrevistó al actual Arzobispo de nuestra Arquidiócesis Manuel Donoso, allí el pastor que por cerca de quince años es la primera autoridad religiosa de la zona golpeó la cátedra al declarar que aparte de su antecesor Francisco José Cox había otro religioso de la región cumpliendo castigo, no en el extranjero sino en Andacollo, su lugar natal y nombró a Escalante. La Santa Sede determinó que no puede oficiar misas, confesar y realizar reuniones con jóvenes de quienes debe mantenerse alejado. El periodista entrevistador Cristian Escalante, pariente del cuestionado sacerdote, le preguntó por qué el hecho no se hizo público en su oportunidad, hace ya cinco años. Monseñor respondió: “Es conocido, comentado, las sentencias de la iglesia son públicas, hay mucha gente que sabe, pero yo no tenía por qué hacer pública la noticia con bombos cuando llegó la resolución”. Ante otra consulta don Manuel Donoso contestó: “Sí, los abusos sexuales los cometió mientras sirvió su ministerio en mi jurisdicción”

Las entrevista causó revuelo en Andacollo, poquísimas personas algo sabían del hecho, la gran mayoría suponía que Nibaldo Escalante, luego de jubilar, había escogido su querido pueblo natal para descansar. Pero resulta que ha estado desobedeciendo el veredicto de la Santa Sede al estar organizando grupos vocacionales de jóvenes y nada menos que junto al rector del santuario Eduardo Huerta que hasta podría recibir una dura sanción.

Con el respeto que me merece Monseñor Donoso, dada su importante envestidura y por tratarse de una persona seria, ponderada y muy capacitada en el ejercicio de su rol, le hago tres preguntas que ojala pudiera contestarlas 1.- ¿ Por qué esperó cinco años para recién dar públicamente y en forma abierta una información tan delicada? 2.- ¿Fue impulsado porque en estos momentos el tema está latente y cada día se conocen más casos de pedofilia al interior de conventos chilenos y no quiso que lo tildasen de encubridor? 3.- ¿Un parche antes de la herida?

Bien podría alguien o muchos considerar a la máxima autoridad religiosa de nuestra zona como un protector de Escalante en su ocasión, tal cual aparece en este instante un grupo de obispos que calló ante los actos cometidos por Fernando Karadima y que fueron denunciados por la principal víctima de éste, el médico James Hamilton, grupo que integran según él el ex Arzobispo de Santiago Francisco Javier Errázuriz, Tomislav Koljatic, obispo de Linares, Andrés Arteaga Manieu, obispo auxiliar de Santiago, Juan Barros, obispo castrense y Horacio Valenzuela, obispo de Talca.

Esperemos nuevos acontecimientos que seguramente habrán de venir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Esta es la opinión de los usuarios, no de La Estrella de Andacollo.

No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes chilenas o injuriantes.

Como La Estrella de Andacollo nos reservamos el derecho de eliminar los comentarios que consideremos inapropiados.

El lector tiene la opción de reportar si un comentario le parece que incurre en abuso a laestrelladeandacollo@gmail.com o emitiendo su comentario en particular en este mismo espacio.