24 sept. 2009

O’HIGGINS Y LOS HÉROES DE AMÉRICA EN EL PERÚ

La Columna de José G. Martínez Fernández.


Cuando los hombres son demasiado grandes se reúnen, aunque sea más allá de sus muertes físicas. Son luminarias y juntos hacen un espacio esplendoroso que conmueve las más indiferentes miradas.

Gabriela Mistral, la dulce maestra del Valle de Elqui, señaló que O’Higgins era el más alto de los personajes chilenos de nuestra historia. Neruda lo catapultó como el más valiente, al igual que San Martín y Bolívar: No existían en América Latina, decían ellos, hombre de mayor coraje que nuestro Bernardo.

En un reciente paso por Lima fui a visitar el Panteón de los Próceres, situado al lado de la Universidad Mayor de San Marcos de Lima.

Allí están los mayores héroes de Perú y de América. Entre los peruanos destaca Ramón Castilla. Él, Castilla, es un héroe mayor para los del Rímac, aquel río engalanado con el nombre, en un sector del mismo, de Chabuca Granda. No sólo está representado en busto, sino que en su simbólica urna.

Lima es una ciudad desordenada, en especial su tráfico vehicular, pero su gente tiene nobleza. Responde todo lo que uno le pregunta y –a pesar de las obvias diferencias con nosotros, los chilenos- varios sienten un amor por la patria de sus hermanos.

¿Por qué tenemos que estar tan distantes si estamos tan cerca?

En el Panteón de los Próceres están los bustos de Bolívar, San Martín, Sucre y Bernardo O’Higgins, entre otros.

No hay otro chileno allí, en esa enorme bóveda de recuerdos de los grandes arquitectos de la patrialatinoamericana.

Los brillosos ojos de don Bernardo parecieran cruzarse con los de Bolívar y Sucre y, más cerca, con los de San Martín.

Allí, en ese impresionante silencio, …sí se siente que América pudo ser una cuando Bolívar creyó en ese sueño, el cual luego olvidó para, en su lecho de muerte, volver a decir que había arado en el desierto.

Todo héroe grande de América tendría algo de que arrepentirse. Todos, en el fondo, han sido acusados por historiadores diversos de que han cometido crímenes y allí las palmas se las lleva Simón Bolívar…Dicen que asesinó a casi todos los patriotas del Perú y a su compañero de armas, Manuel Piar y a muchos otros patriotas de la Gran Colombia. A los restantes, en menor escala, también les acusan de lo mismo, incluso a Sucre que, a su vez, cayó asesinado.

La Guerra de Emancipación tuvo esos costos.

Pero, cuando nosotros, en el hermoso Panteón de los Próceres de Lima, vemos a todos ellos reunidos, con su mirada oscilando hacia el Universo, sabemos que, con todo lo señalado en contra, los patriotas de América son los que nos dieron una libertad condicionada, porque América no ha podido aún liberarse del águila asesina que expropia sus bienes en países que son enormemente ricos… Perú y Bolivia, por ejemplo.

Si usted va a Lima vaya al Panteón de los Próceres, al lado de la Universidad de San Marcos, allí en Nicolás de Piérola, y sentirá que el corazón le tiembla.

América tiene en Lima un verdadero santuario a la Libertad primera de nuestra gran patria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Esta es la opinión de los usuarios, no de La Estrella de Andacollo.

No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes chilenas o injuriantes.

Como La Estrella de Andacollo nos reservamos el derecho de eliminar los comentarios que consideremos inapropiados.

El lector tiene la opción de reportar si un comentario le parece que incurre en abuso a laestrelladeandacollo@gmail.com o emitiendo su comentario en particular en este mismo espacio.