25 jul. 2009

Madariaga: PIÑERA ME AGRADECÍO NO IR A LA CARCEL


Dirigentes enfatizan que no se puede confiar en candidato que fue protegido por la dictadura



Abanderado de la derecha y Mónica Madariaga se acusaron mutuamente de mentir, luego que la ex ministra de Pinochet revelara que el financista fue ayudado al momento de ser procesado por infringir la Ley General de Bancos.

La Nación / por Martín Romero E.



Distintos sectores políticos cuestionaron la credibilidad de Sebastián Piñera después de que la ex ministra de Justicia de Augusto Pinochet, Mónica Madariaga, revelara que fue ayudado por el régimen militar cuando fue requerido por autoridades judiciales por infracciones a la Ley General de Bancos, en los años ochenta, siendo el ahora candidato de la derecha, gerente general del Banco de Talca.

Uno de los que salió con más fuerza a interpelar a Piñera por las palabras de Madariaga, fue el candidato presidencial de la Concertación, Eduardo Frei, quien le pidió al financista explicaciones por lo ocurrido.

"La dictadura fue un período oscuro del país. Es una situación grave la de Piñera y poco transparente. Con otro sistema judicial (fue protegido), no como el de hoy que es público y transparente, y por lo tanto el país espera una buena explicación", enfatizó Frei.

El presidente del Partido Comunista, Guillermo Teillier, exhortó al abanderado de la derecha a dar la cara: "El que tiene que responder desde luego es Piñera". Dijo que es "gravísimo que esto se esté diciendo de un candidato a la Presidencia de la República".

Para el presidente del PPD, Pepe Auth, las declaraciones de Madariaga ponen de relieve lo que era la actitud cotidiana de los tribunales de justicia en tiempos de dictadura, en especial en materia de derechos humanos, añadiendo que "no sabíamos que también ocuparon su influencia para salvar a personas que delinquían en el ámbito económico".

Para Teillier y Auth, no obstante, lo más grave es la mella que sufre la credibilidad del candidato de la derecha, sobre todo porque no es la primera vez que la fe pública de Piñera queda en entre dicho. Al caso del Banco de Talca se suman en su historial la compra de acciones de Lan por la que fue multado por la Superintendencia de Valores y Seguros.

Disminuye la confianza
Teillier indicó que "Sebastián Piñera nunca ha sido creíble, yo he conocido promesas de él que después no se cumplen, y en estos temas económicos nos parece que tampoco es creíble". "Lo que a mí me preocupa -agregó- es que el electorado tome conciencia de estos hechos, que alcance desde ahora y hasta que termine la campaña a tomar en cuenta, que realmente se corre un riesgo si opta por este señor como Presidente", agregó.

En la misma línea, Auth subrayó que estas nuevas revelaciones ayudarán a que la ciudadanía tome conciencia de la calidad ética del candidato de la Alianza.

"El criterio fundamental que guía el acto de votar es el de la confianza y la credibilidad, y estos elementos de su trayectoria afectan fundamentalmente la capacidad para confiar en él, porque naturalmente es más difícil confiar en la medida en que el modo de construir su liderazgo actual, su fortuna, haya sido como lo ha planteado la ex ministra", añadió.
Pieza que faltaba en el puzzle
En tanto, para el Presidente del Partido Socialista, Camilo Escalona, las palabras de la ex ministra de Pinochet aportan un dato desde el punto de vista histórico: cómo se había salvado Piñera de ser detenido.

Las palabras de Madariaga para el senador son "la pieza del puzzle que era inexplicable, en el sentido de por qué la investigación del juez Luis Correa Bulo se había interrumpido, ahora queda perfectamente claro por qué se interrumpió, porque la autoridad política de la dictadura militar así lo determinó a través de la intervención que acaba de señalar Mónica Madariaga", sentenció Escalona.

Madariaga: "Está mintiendo o se le olvidó"
Mónica Madariaga no sólo mantuvo sus palabras de que se ayudó a Sebastián Piñera durante la dictadura para que no cayera preso, sino que encaró al candidato de la derecha, luego que éste desmintiera la versión de la ex ministra, en cuanto a que ella lo habría salvado de quedar tras las rejas en 1982.

Madariaga expresó que Piñera “está mintiendo o se le olvidó, pero de que los hechos son reales, son reales, y que hay mil testigos, hay mil testigos. El dice ‘es una acusación’, pero solamente acusan los fiscales y los jueces, yo no soy ni juez ni fiscal. Recordar hechos del pasado se llama historia, no acusaciones”.

Incluso, la ex ministra recordó que el ahora candidato de la Coalición por el Cambio se mostró agradecido. “Me dio las gracias en un vuelo que hicimos, de Concepción a Santiago, sentados juntos. Me dijo ‘nunca te he dado las gracias porque me sacaste de la cárcel’”.

La historia que hoy tiene en pugna a Piñera y Madariaga comenzó el 28 de agosto de 1982, cuando el ministro Luis Correa Bulo, declaró reo al financista por fraude en contra del Banco de Talca -del que era gerente general-, e infracciones a la Ley General de Bancos. Piñera se salvó de pasar una temporada en la cárcel gracias a que permaneció 24 días prófugo de la justicia, tiempo en el que sus abogados tramitaban un recurso de amparo.

Ahora se sabe que Madariaga, entonces ministra de Justicia, colaboró por su libertad. “Yo lo único que pedí fue que se acelerara el proceso de excarcelación que se denomina libertad provisional en derecho y que muchos conocen como libertad bajo fianza”, enfatizó.

Candidato: "Absolutamente falsas" las afirmaciones
El candidato de la derecha, Sebastián Piñera, salió al paso de los dichos de la ex ministra de Justicia de la dictadura, Mónica Madariaga, quien dijo haber intervenido a favor del abanderado para evitar su encarcelación en 1982.

El empresario -entrevistado por Radio Agricultura- aseguró que las palabras de la ex funcionaria son “total y absolutamente falsas, eso ocurrió hace 30 años y por un fallo unánime de la Corte Suprema de nuestro país se decretó mi total y absoluta inocencia, y por tanto, quiero decir categóricamente que esa versión es falsa”.

Al respecto, la carta presidencial de la Alianza explicó que jamás fue encargado reo por la justicia, por lo que nunca necesitó de ayuda para evadir la acción de los tribunales. “En esos tiempos había lo que se llamaba el sometimiento a proceso, que es simplemente que la justicia investiga una situación, pero cuando se investigó el escenario la Corte Suprema decretó que era inocente”, precisó.

El inversionista, además, declaró que en un Estado de Derecho son solo los tribunales de justicia los que pueden determinar la culpabilidad o inocencia de alguien y no las palabras de una persona.

Ello contrasta con la mirada de otros sectores que consideran que durante la dictadura no había Estado de Derecho y la Corte Suprema era proclive al régimen militar y sus aliados.

Piñera expuso que su situación judicial se debió a un contexto económico especial, como lo fue la crisis económica de 1982-83, que afectó de sobre manera a la economía nacional. “Eso fue cuando el sistema bancario chileno estaba en una crisis muy profunda, esa es la verdad”, dijo.

En la entrevista, consideró que las palabras de Madariaga no son más que una forma de “dañar mi imagen”, justo cuando todos los sondeos de opinión lo colocan al frente en las encuestas presidenciales.

En este sentido indicó que “yo quiero decirles a los chilenos que me parece muy mal que en época de campaña se levanten este tipo de situaciones sin ningún fundamento”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Esta es la opinión de los usuarios, no de La Estrella de Andacollo.

No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes chilenas o injuriantes.

Como La Estrella de Andacollo nos reservamos el derecho de eliminar los comentarios que consideremos inapropiados.

El lector tiene la opción de reportar si un comentario le parece que incurre en abuso a laestrelladeandacollo@gmail.com o emitiendo su comentario en particular en este mismo espacio.