23 may. 2009

NIETO DE MARIÁTEGUI Y EL FASCISMO

La columna de José G Martínez Fernández

Julio Carmona, un gran poeta contemporáneo de Perú y maestro universitario, acaba de enviarme su documento titulado: ¿Qué es el fascismo?

En él plantea su punto de vista frente a un texto del periodista Aldo Mariátegui –director del diario CORREO de Lima-, texto que reproduce.
El artículo de Aldo Mariátegui se llama ¿Qué es ser facho?

Un hecho que pareciera singular es que este periodista es nieto de José Carlos Mariátegui, quien comparte junto a Aníbal Ponce y José Ingenieros, la cabeza más importante del pensamiento socialista de nuestro continente, además de ser el fundador del Partido Comunista peruano.

Veamos –primero- parte de lo que dice el maestro Julio Carmona en torno al artículo de don Aldo:

la intención del articulista es despercudirse de la calificación de fascista que le atribuyen sus contendores en la polémica. Y, seguramente, los rasgos militaristas, la camisa negra, el pensamiento corporativista, etc. no pueden atribuírsele a él. Pero eso no quiere decir que no participe de lo esencial de la ideología fascista, la misma que fue establecida por el padre del socialismo peruano, José Carlos Mariátegui La Chira, cuando (en La escena contemporánea) define al fascismo como la ideología de la derecha, de la reacción; de esa derecha reaccionaria en la que Aldo Mariátegui se siente orgulloso de ser militante”.

Pero, ¿qué es lo que dice Aldo Mariátegui en su crónica? Leamos algo:
ese genial aserto universitario de Jaime Bayly de que "para ser rojo hay que ser bruto" con el añadido "e ignorante". Nuestros rojos, "progres", caricaturistas (tipo Álvaro) y caviares criollos demuestran a menudo que no conocen las nociones más elementales de Ciencias Políticas. Así, cualquiera que esté radicalmente en contra de las posiciones de izquierda y caviares es automáticamente un "fascista", lo que demuestra un simplón reduccionismo adolescente y universitario, digno del lacayo humalista "Poquito" Moreno, ese terror de las féminas subordinadas”.

Luego Aldo Mariátegui escribe:
“Como ven, el fascismo (o la llamada "ultraderecha" ) se acerca mucho más al rojerío que al liberalismo (o al supuestamente existente "neoliberalismo" ) que este su servidor fervientemente profesa. Fascistas fueron Mussolini, Hitler, Franco, Salazar, Mosley, Nkrumah, Nasser, Perón... Fascista es Hugo Chávez y sí, también el siempre uniformado Fidel Castro, conductor de una larga dictadura militarista y nepotista. Fascista fue el APRA en sus orígenes. Fascistoide es Humala, ídolo y amo del rojo César Lévano.
Eso es fascismo, ignorantes”.

Lo que desea dejar en claro Aldo Mariátegui es que él no puede ser acusado de fascista…pero sí es un neoliberal a ultranza y, bajo la óptica, de Julio Carmona –que argumenta desde la perpesctiva de José Carlos Mariátegui- es que la intención de don Aldo es sacarse de encima el desdichoso calificativo de fascista o fascistoide, según lo dice en el texto que reproducimos arriba.

Debate para plantearse tres cosas esenciales. Dos de carácter ideológico: fascismo y socialismo y la tercera: visiones distintas de la sociedad por parte de gente que, por sangre, es cercana.

Abuelo y nieto en diferentes posiciones.

Ello nos lleva a recordar cuando en la selva del Perú moría en combate el guerrillero Luis de la Puente mientras gobernaba Perú Beláunde Terry, quien –años después- nombraría Canciller a Guillermo de la Puente, primo del revolucionario.

Julio Carmona, eminencia del intelectualismo peruano actual, ha hecho una cosa muy interesante en su documento: exponer lo que dice don Aldo y responder a esa exposición.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Esta es la opinión de los usuarios, no de La Estrella de Andacollo.

No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes chilenas o injuriantes.

Como La Estrella de Andacollo nos reservamos el derecho de eliminar los comentarios que consideremos inapropiados.

El lector tiene la opción de reportar si un comentario le parece que incurre en abuso a laestrelladeandacollo@gmail.com o emitiendo su comentario en particular en este mismo espacio.