20/4/2008

Tranques de relaves: La torta que asusta


Los depósitos de relaves son tan necesarios como lo es la minería para el desarrollo económico de la Región de Coquimbo. En la zona a lo largo de los siglos las empresas han dejado abandonado unos 400 tranques con desechos mineros, los cuales son un potencial peligro para la población.

DIARIO EL DIA 20/ABRIL/2008
By David Pavez Torrealba.

El 3 de julio del año pasado al interior de las faenas de la Compañía Minera Tambillos ocurrió un accidente provocado por un error humano. Ese día en el depósito de relaves Nº4, ubicado en la localidad de Tambillos, comuna de Coquimbo, se produjo el derrame de líquidos industriales que producen los procesos mineros, los cuales escurrieron hacia una quebrada cercana, originando una emergencia ambiental.

Meses después, precisamente el lunes 14 de abril, las autoridades regionales determinaron sancionar a la compañía por este accidente con una multa de 648 Unidades Tributarias Mensuales, unos 13 millones de pesos, según lo informó el director regional de Conama, Marcelo Gamboa.

Esta no es la primera vez que sucede un hecho de esta naturaleza, de hecho la misma empresa el 30 de julio de 2007 fue sancionada por la Corema con 1.200 UTM por el incumplimiento de cuatro considerandos de la calificación ambiental relacionados al tratamiento de sus residuos en los relaves.

Tiempo atrás, en septiembre de 2002, en la quebrada de Marquesa, a 40 kilómetros de La Serena en el valle del Elqui, el tranque de relaves Talcuna 1 de la Minera Cobrex, hoy Talcuna, sucumbió y provocó un derrame de ocho mil metros cúbicos de relave al río Elqui. Luego de conocida esta noticia, en pocas horas se agotó el stock de agua mineral y semanas después se verificó la contaminación de los alimentos, especialmente los agrícolas.

A principios de noviembre de ese mismo año, la empresa realizó un nuevo derrame de material tóxico sobre el río Elqui que puso en peligro las instalaciones de la empresa sanitaria local.

Producto de la turbiedad y contaminación del agua, las autoridades de la sanitaria determinaron, por precaución, cerrar la planta de tratamiento en La Serena y comenzar a operar con 20 pozos, con lo que pudieron entregar un promedio normal de 900 litros por segundo de agua potable.

VOLVERÁ A PASAR

La Región de Coquimbo no es la zona que lleve la delantera dentro de la industria minera en términos de volumen producido o de ganancias obtenidas.

Pese a ello tiene un récord y un liderazgo indiscutido en comparación a otras zonas del país y no es precisamente algo positivo, por el contrario, según un catastro realizado por el Servicio Nacional de Geología y Minería, SERNAGEOMÍN, en la región se concentra el 52 por ciento de los tranques de relaves que existen en todo el territorio nacional.

Antonio Videka, seremi de Minería, sostiene que esta zona tiene una tradición centenaria en pequeña y mediana minería que ha dejado testimonio de su paso.

"Tenemos aproximadamente 400 tranques de relaves abandonados, los que se constituyen en pasivos ambientales", comentó.

Lo más crítico de la existencia de estos depósitos, sostiene, es que se ubican en las cuencas de los valles, ya que las faenas que se desarrollaron en siglos previos se emplazaron cerca de los ríos o de cauces naturales, puesto que necesitaban agua para sus procesos. Es decir, una gran parte de los depósitos de relaves de la región se ubica cerca de tierras agrícolas o ganaderas y cerca de un 40% está situado cerca de zonas pobladas y de los principales cursos de agua de la región.

Estos depósitos son un foco de contaminación debido a la potencial dispersión hacia cursos de aguas y tierras agrícolas, ganaderas e incluso residenciales, por distintas fuerzas físicas, tales como el viento, las lluvias intensas o los aluviones. De esta manera, si su manejo no es el adecuado, lo más probable es que los accidentes ocurridos en la quebrada de Marqueza y Tambillos vuelvan a ocurrir una y otra vez.

¿RIESGOS?

Los tranques de relaves tienen desechos dejados por la minería, muchos de ellos con alto contenido tóxico, y, por lo tanto, la legislación chilena obliga a sus titulares a tenerlos estabilizados y sin producir daños a terceros.

En la comuna de La Higuera existe un antiguo tranque de relaves ubicado muy cerca de una población y que sería el causante de que una persona hoy sufra de cáncer. Los estudios realizados determinaron que este depósito, que tiene unos 50 años, tenía asbesto, un elemento que provoca dicha enfermedad. Ante este resultado y a la espera de la realización de nuevos exámenes, de acuerdo a Antonio Videka, las autoridades determinaron cercar la totalidad de los desechos mineros para que la población no tenga contacto directo con el material e instalar una cubierta geotérmica que impida que se levante relave por efecto de lo vientos.

Anita Bonell, seremi de Salud, expresa que si un relave "está localizado muy cerca de los cursos de agua o que esté dentro de una población, sí existen riesgos para la salud, pero no necesariamente daños".

Por este motivo, manifestó que constantemente se efectúan monitoreos en los diferentes tranques que existen en la región y que están cerca de los cursos de agua.

"Nosotros extraemos muestras de agua de los ríos y en algunos casos de los pozos profundos y analizamos su composición y con eso sabemos si algunos de los elementos de los tranques se ha pasado a los cursos de agua", indicó la funcionaria de Gobierno.

En el caso de que los niveles excedan la normativa vigente, se adoptan diversas medidas, como es la prohibición de extraer agua desde el punto contaminado.

DISMINUIR EL PELIGRO

De acuerdo a un estudio publicado por el Sernageomín en 1990, en ese año los relaves en la región se contabilizaron en 22,6 millones de metros cúbicos, material que estaba distribuido en 398 depósitos, constituyéndose en la zona con más pasivos ambientales mineros del país.

Para disminuir los peligros a los que se expone la población por este alto volumen de material, se están efectuando diversos estudios, donde destaca uno desarrollado por el Centro de Investigación Minera y Metalúrgica, CIMM, en conjunto con el Instituto de Investigaciones Agropecuarias, INIA, el cual consiste en incorporar plantas nativas endémicas que posean alta tolerancia a los metales para permitir el desarrollo de un ecosistema autosustentable, mediante un proceso diferente al de la forestación tradicionalmente usada en nuestro país.

Claudio Canut de Bon, académico del departamento de Minas de la Universidad de La Serena asevera que además de esta forma para trabajar los relaves existen otras, como es la cubierta del depósito con un material textil o simplemente con tierra. "Hay toda una tecnología que está en proceso y aplicación para evitar que los tranques queden abandonados y para que los existentes se vayan corrigiendo", precisó.

De todas maneras, todas estas soluciones están siendo incorporadas en el diseño de una Ley que está preparando el Ministerio de Minería y que sería despachada al Parlamento para su tramitación. Esta norma básicamente establecería responsabilidades sobre los propietarios de estos depósitos de relaves.

A la fecha el gran escollo para darle una solución a estos pasivos ambientales es el hecho de que por lo general se desconoce al titular de la faena minera, ya que éstas se desarrollaron hace muchas décadas, incluso siglos.

PROYECTO DE INGENIERIA

Claudio Canut de Bon sostiene que los depósitos de relaves son una "verdadera obra de ingeniería", que incluye la separación de material particulado en gruesos y finos, ángulo de talud y sistemas de drenaje, entre otros controles. El experto indica que su operación y mantenimiento es de primera prioridad para las faenas mineras, en especial para dar cumplimiento a la normativa vigente, pero reconoce que "nunca se está libre de un derrame accidental".

1 comentario:

  1. LA VERDAD ES QUE NO CONOCIA DE LA PROBLEMATICA MEDIO AMBIENTAL QUE SE SUCITA EN LA LOCALIDAD DE ANDACOLLO. POR MIS ESTUDIOS DE MEDIO AMBIENTE, ME HA TOCADO EL DIA SABADO IR A VISITAR ANDACOLLO QUEDANDO BASTANTE IMPACTADO DE LA CERCANIA QUE TIENEN ESTOS RELAVES CON LA COMUNIDAD Y COMO SE OBSERVABA LOS ZURCOS POR ESCURIMIENTO DE AGUA, LO QUE NOS HACE DARNOS CUENTA QUE NO SOLO AFECTA A LA SALUD SINO AUN SIGUEN CONTAMINANDO CON EL ESCURRIMIENTO. LA POLUCION DE ESTE TIPO DE MATERIALES ES PERJUDICIAL PARA LAS VIAS RESPIRATORIAS DE LOS MAS EXPUESTOS QUE SON LOS NIÑOS Y ANCIANOS, DE ACUERDO CON MI VISITA Y ALGUNAS ENCUESTAS REALIZADAS, SE COMENTA POR LOS POBLADORES QUE ES UN TEMA BASTANTE PREOCUPANTE PERO QUE MUCHOS NO RECLAMAN PORQUE CREEN QUE LA MINERA AYUDA AL PUEBLO CON LO QUE RESPECTA A LA CALIDAD DE VIDA, MAS FUENTE LABORAL, ETC. PERO SI SABEN QUE ESTA AFECTANDO SU SALUD A LARGO PLAZO. CREO QUE LAS AUTIRIDADES NO HAN ECHO NADA AL RESPECTO Y HACE FALTA QUE SE INVOLUCREN MAS CON ESTOS ACONTECIMIENTOS QUE LA VERDAD PUEDEN DESENCADENAR EN UNA CATASTROFE PARA MEDIO AMBIENTE Y SALUD DE LAS PERSONAS.

    ResponderEliminar

Esta es la opinión de los usuarios, no de La Estrella de Andacollo.

No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes chilenas o injuriantes.

Como La Estrella de Andacollo nos reservamos el derecho de eliminar los comentarios que consideremos inapropiados.

El lector tiene la opción de reportar si un comentario le parece que incurre en abuso a laestrelladeandacollo@gmail.com o emitiendo su comentario en particular en este mismo espacio.