27 sept. 2010

LA INCULTURA LITERARIA DE MUCHOS CORES


por José G. Martínez Fernández.


Existe en Chile un grupo de señores y señoras que se hacen llamar CORES...Significa algo así como Consejeros Regionales.

Confieso mi ignorancia en torno a esos CORES. Sólo podría decir que son la parte primaria del mundo político...

Entiendo que son los designados por los más bajos en la escala de "puestos políticos"...

Talvez de allí que los CORES sean unos personajes que, en el mundo de la cultura, poco tienen que hacer, al igual que varios de sus mentores. En su absoluta mayoría, porque por allí deberá andar un CORE culto...Uno o...dos...

Respecto a proyectos que reciben para "analizar", están los proyectos de creación literaria.

He sabido la siguiente y peculiar historia sobre los citados:

Resulta que consultado unos CORES sobre sus conocimientos literarios dijeron que Julio Cortázar era autor de "Zarzuela"; que García Márquez había hecho un ensayo sobre el crimen de un turco; que Faulkner era un célebre deportista inglés, que nuestro Manuel Rojas había escrito ¡Qué rico era el vino!...¿No se tratará de "MEJOR QUE EL VINO"?; que Kafka era un tenista que había disputado un partido con Vilas, que...¡Basta!...

Lo que puede parecer ironía es real porque los CORES son totalmente ignorantes en relación a las letras y en muchas cosas más. Políticos de poca monta.

Atraviesan el amplio espacio político...Aparte de no saber un mínimo de Literatura también se van a sablazos con los grandes pensadores políticos.

Les suena Marx, Maritain, Marcuse, Malatesta...pero ni siquiera suelen nombrar algunas ideas básicas que postulaban los cuatro pensadores...

Para qué entonces hablar de Mariátegui, Aníbal Ponce, Julio Antonio Mella, Haya de la Torre, González Prada, y tantos otros ideólogos latinoamericanos...¡Puf!...

Además para que les vamos a citar a pensadores de naciones muy lejanas a nosotros...

En la Literatura, donde ellos deciden, a quien publicar o no (con plata fiscal) no tienen ni la más remota idea de un Dos Passos, de un Sartre, de un Kundera, de un Miguel Hernández, etc, etc.

Ellos, señoras y señores, son los encargados -en parte- de hacer que nuestra cultura y la de nuestro pueblo vaya cuesta abajo.

Quizás debieran dedicarse a hacer otras cosas, pero dejarles a otros las tareas culturales...

Está bien que se preocupen de los barrios, de la luminaria y el aseo que falta y otras tareas similares, pero, por favor, no se ocupen de las bellas letras, porque si no conocen bien ni a los grandes creadores chilenos, menos podrán alcanzar a conocer el gran mundo de la literatura hispana y, peor aún, cuando se trata de la literatura universal.

PASTELERO A TUS PASTELES señala el dicho...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Esta es la opinión de los usuarios, no de La Estrella de Andacollo.

No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes chilenas o injuriantes.

Como La Estrella de Andacollo nos reservamos el derecho de eliminar los comentarios que consideremos inapropiados.

El lector tiene la opción de reportar si un comentario le parece que incurre en abuso a laestrelladeandacollo@gmail.com o emitiendo su comentario en particular en este mismo espacio.