13 nov. 2008

EL POETA “BARATA”



La columna de José Martínez Fernández

Fue Luis Cerda Barrios un poeta de las cosas simples. Oriundo de Freirina –donde alcanzó el título de Hijo Ilustre- vivió en Santiago. Era bajito y moreno. De allí el apodo que le habría puesto Pablo de Rokha al enterarse que su amigo también se había convertido en amigo de su mayor enemigo: Pablo Neruda.

En el mundo literario de hace medio siglo y después, en Santiago, el llamado Poeta Barata era muy conocido.

Bajito y moreno, ya viejo, solía aparecer por la oficina de Redacción de “Las Últimas Noticias” a conversar con el temible crítico literario Luis Sánchez Latorre (Filebo), con quien sostenía unos cortos diálogos.

Muchos años después Filebo diría que Luis Cerda Barrios era un poeta quitado de bulla y poco difundido, lo que advertimos de sobra.

Cuando Filebo no se encontraba en la Redacción se le veía conversar con Enrique Ramírez Capello y con Homero Bascuñán, éste último un verdadero señor del diálogo y la bondad.

Conocido por cuanto escritor merodeaba el diario o la Sociedad de Escritores de Chile, Luis Cerda Barrios aparecía con su tranco rápido a encontrarse con Lafourcade, el “chico” Molina, Braulio Arenas, Mario Ferrero y otros “próceres” de las letras de Chile.

Siempre conversador, más de algo tenía que decirles.

Cuando lo veían aparecer decían: “Allí viene el Poeta Barata”.

Cuando se les acercaba lo saludaban con su nombre.

Pero el poeta sabía que se le llamaba así y ningún complejo tenía.

Al fin y al cabo, en su tierra –Freirina- se le había concedido el título de Hijo Ilustre y todos sus amigos lo sabían.

Pero, ¿de dónde venía el apodo Poeta Barata?

Se señalaba que la culpa era de Pablo de Rokha.

El gran poeta quería a Luis como a uno de sus amigos mayores. Todo bien, hasta que el volcán que era Pablo estalló en ira cuando se enteró que su gran amigo se había acercado mucho a Neruda.

¡Qué ingratitud más grande para él de parte de Lucho!

Pablo de Rokha, dicen, no lo pensó dos veces, recordó la estatura y el color moreno de Cerda Barrios y lo bautizó: POETA BARATA.

Hoy don Luis duerme en el silencio lógico de los muertos. No sé si sus restos están en Santiago o en Freirían o en otra parte.

Sé que publicó muy poco e investigando en las poquísimas fuentes que sobre él existen logré averiguar que nació en 1913 y falleció en 1978.

Por esas casualidades de la vida yo lo vengo a recordar a treinta años de su muerte. Tenía lista la crónica cuando se me ocurrió buscar algún antecedente más de este aeda y allí supe que había fallecido en 1978, es decir dos años después que lo dejé de ver.

Su poesía sencilla le hizo ganar un espacio allí en su tierra.

Luis Cerda Barrios también vive en el recuerdo de una generación de escritores ya entrada en años.

Él era un hombre simpático y alegre.

Seguramente se fue de este mundo con esos dones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Esta es la opinión de los usuarios, no de La Estrella de Andacollo.

No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes chilenas o injuriantes.

Como La Estrella de Andacollo nos reservamos el derecho de eliminar los comentarios que consideremos inapropiados.

El lector tiene la opción de reportar si un comentario le parece que incurre en abuso a laestrelladeandacollo@gmail.com o emitiendo su comentario en particular en este mismo espacio.