27 ago. 2008

Estudio indica que peligra acuífero en Pan de Azúcar (El mismo de donde sale el agua para los habitantes de Andacollo)


DIARIO EL DÍA
miércoles, 27 de agosto de 2008

Informe privado concluye que las operaciones de la minera Carmen de Andacollo tendrán un impacto significativo en el sector, lo que puede ocasionar daños irreversibles.


David Pavez Torrealba
Pan de Azúcar, Coquimbo


Un estudio solicitado por la Compañía Minera Carmen de Andacollo concluye que el aumento en la extracción de agua en el acuífero Culebrón, ubicado en el subsuelo la localidad de Pan de Azúcar, en Coquimbo, produciría un descenso de los niveles de agua subterránea en la zona sur, situación que no sólo ha generado temor entre los agricultores de ese sector, sino que también ha sido calificada como preocupante, ya que se terminaría con el agua para consumo humano y para la agricultura, un daño que sería "irreversible".

Piero Venturini, gerente de Carmen de Andacollo, reconoce que habrá un impacto al sostener que las principales conclusiones del estudio expresan que "si se mantienen las tasas de consumo de agua o aumentan, en un periodo que nosotros estimamos de mediano plazo, probablemente tengamos un problema de sustentabilidad".
Venturini expresó que este estudio vino a ratificar lo que ya se sabía, por lo que ahora se podrá trabajar en proyectos que permitan disminuir los efectos nocivos. Por esta razón plantea que en el mediano plazo "la compañía, los usuarios, las entidades gubernamentales y los privados que tienen derechos de agua en el acuífero Culebrón van a tener el tiempo suficiente para poder estudiar alternativas diferentes que permitan minimizar el impacto".

El informe fue realizado por la empresa Ingeorec durante febrero de 2007 y abril de este año para dar cumplimiento a las exigencias que le efectuaron a la minera las autoridades ambientales durante la aprobación de su proyecto Hipógeno, el cual considera una extensión de la vida útil de la compañía Carmen de Andacollo por 20 años a partir de 2010, fecha en la que comenzaría a bombear mucha más agua.

Este estudio definió un modelo y extrajo conclusiones luego de determinar la cantidad del recurso que entra al acuífero y cuanto sale. Así determinó que en un escenario de explotación de 340 litros por segundo, sólo por parte de la minera, "produciría, al cabo de 20 años, un descenso de 23 metros del nivel estático del lugar", (nivel del agua sin bombeo). Esta cantidad de acuerdo a profesionales de Aguas del Valle no es una cifra menor y es la que sustenta la mayor crítica.

Cabe mencionar que la minera tiene 428 litros por segundo de derechos de agua subterránea en dicha cuenca, lo que le faculta para sacar todo el recurso que necesita, ello independiente o no de que exista tal cantidad.


PREOCUPACIÓN.

En el sector Pan de Azúcar, el huerto de la comuna de Coquimbo, los agricultores están muy preocupados por esta situación. Como respuesta, Venturini aclaró que la minera "está trabajando para minimizar los impactos, pensamos que se pueden realizar proyectos y que debemos apoyar las iniciativas que tenga el gobierno regional para poder llevar agua a la cuenca", indicó.

Cabe recordar que el Gobierno tiene en carpeta un estudio para extender el área de influencia del canal Bellavista, el cual se alimenta con agua del río Elqui y que estaría listo recién a mediados del próximo año.

Ricardo Lalanne, gerente de Aguas del Valle, manifestó categóricamente que este tema les preocupa, ya que hoy de la cuenca se están sacando unos 500 litros por segundo entre agricultores, mineros y sanitaria. A esta cifra, de entrar en operaciones el proyecto Hipógeno habrá que sumarle otros 340 litros. De extraerse la cantidad resultante de bombeo, a juicio de Lalanne, puede provocar daños irreversibles en el acuífero, no porque esté impedido de volver a llenarse, sino porque se produciría un deterioro de la calidad de las aguas.


Dicho sea de paso, de este acuífero se suministra agua potable a unos 7 mil clientes que viven en Andacollo, Tongoy o Guanaqueros, quienes definitivamente tendrían que pagar el costo de tratar el agua o de traerla de otros lugares. El ejecutivo manifiesta que las medidas para llenar el acuífero debieran estar listas antes del inicio de las operaciones de la minera, de lo contrario el futuro del acuífero sería incierto, ya que es muy difícil que vuelva a recuperar una calidad que permita el riego o el consumo humano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Esta es la opinión de los usuarios, no de La Estrella de Andacollo.

No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes chilenas o injuriantes.

Como La Estrella de Andacollo nos reservamos el derecho de eliminar los comentarios que consideremos inapropiados.

El lector tiene la opción de reportar si un comentario le parece que incurre en abuso a laestrelladeandacollo@gmail.com o emitiendo su comentario en particular en este mismo espacio.