29 jul. 2008

LA CRISIS ECONOMICA Y RELIGIOSA DE EL ANDACOLLO DE 1870


Cuando no somos conscientes de nuestra historia i no le otorgamos importancia alguna, volvemos a repetir una i otra vez los mismos errores.


Escrito por Eduardo Duarte
Desde Barcelona, España.


Hace solo 138 años atrás, la comuna de Andacollo vio amenazada su sobrevivencia por una gran crisis económica i religiosa, de la cual solo pudo salir gracias a la visión de un puñado de visionarios.

Hacia el año 1872 un reguero de viejos edificios i viviendas en ruinas era la visión de un pueblo triste i donde la desesperanza había calado profundamente. El comercio estaba prácticamente inactivo y todos sus negocios (tiendas) marchan en rápida decadencia. Las minas habían empeorado notablemente su producción i ya solo se explotaba con algún provecho la Mina Guías Verdes. Los depósitos de oro molido se han agotado y las quebradas de lavaderos de oro se encuentran totalmente secas. “Agotada la principal, i casi diremos única fuente de riqueza, los trabajos han cesado i los trabajadores se han dirigido a otras partes en busca de ocupación”, Juan Ramón Ramírez. Es así como decenas de familias en los últimos años han decido emigrar de Andacollo para poder salir adelante i ante la imposibilidad de un futuro mejor en su lugar de origen.

Las luchas mezquinas i ardientes de la política de la época (de las autoridades locales y detractores) han llegado hasta a exasperar a los pacíficos moradores de la montaña. Por desgracia los llamados caudillos de aquellos años han fallado en todas sus ideas i no muestran la mas mínima indolencia con tan grave situación que aqueja a los humildes pobladores y fieles. La iglesia intuye que tras este descalabro político sin salida puede sumarse un descalabro social mayor. Es entonces que en honor y reconocimiento a la devoción popular indígena, criolla, nativa y extranjera, de este mágico pueblo, el Sr. Obispo de La Serena Dr. Don José Manuel Orrego inicia un ambicioso plan para construir un Templo de tres naves que revitalizará la historia de Andacollo, a un costado de la iglesia se edificará un pequeño seminario para la educación gratuita de niños pobres i en el otro costado se levantará una hospedería para dar alojamiento a los numerosos peregrinos o para servir a otras obras de caridad. La construcción de la actual Basílica Menor que duro 20 años reactivo el empleo, la actividad comercial y sirvió de base para reactivar otras áreas alicaídas. Una vez más la historia le otorgaría a esta tierra de esfuerzo y sufrimiento una etapa de esplendor máximo, gracias a la visión i el firme tesón de unos pocos visionarios.

Es entonces donde convocamos a todos los habitantes y amantes de esta noble tierra a reflexionar sobre su historia i a aprender de los errores del pasado. A nuestras actuales i futuras autoridades les invitamos a no avanzar en direcciones sin sentido, a no enfrascarse en irrealidades, irregularidades o propósitos imposibles, a velar por que el conocimiento de nuestro pasado sea nuestra principal base cultural para un desarrollo local sostenible. No desde la argumentación falsa i parcelada, sino desde la programación real i efectiva en los planes comunales de futuro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Esta es la opinión de los usuarios, no de La Estrella de Andacollo.

No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes chilenas o injuriantes.

Como La Estrella de Andacollo nos reservamos el derecho de eliminar los comentarios que consideremos inapropiados.

El lector tiene la opción de reportar si un comentario le parece que incurre en abuso a laestrelladeandacollo@gmail.com o emitiendo su comentario en particular en este mismo espacio.